Usar bicarbonato en la lavadora: ¿conoces estos 5 ingeniosos trucos?

El bicarbonato de sodio es uno de los ingredientes naturales que más se utilizan durante la limpieza del hogar. Este fantástico ingrediente puede sustituir varios productos químicos que se encuentran en el mercado.

Usar bicarbonato en la lavadora: ¿conoces estos 5 ingeniosos trucos?

Bicarbonato en la lavadora: remedio número 1

El bicarbonato de sodio es una ayuda válida capaz de bloquear la formación de cal en la lavadora. Pero tenga cuidado, no se puede utilizar bicarbonato de sodio para eliminar la cal que ya esté presente en el interior del aparato.

Remedio número 2

Al usar bicarbonato de sodio, puede reducir la aparición de moho y bacterias dañinas. Simplemente introduzca 250 gramos de bicarbonato de sodio en el tambor de la lavadora o, alternativamente, en el cajón del detergente. Inicie una limpieza en seco seleccionando el programa adecuado.

Remedio número 3

Una de las cualidades del bicarbonato es su poder blanqueador, de hecho es un excelente sustituto de la lejía. Para obtener excelentes resultados, necesitará:

  • 250 gramos de bicarbonato de sodio
  • qb de detergente líquido para la lavadora (posiblemente no perjudicial para el medio ambiente).

Coloca el detergente líquido y el bicarbonato de sodio en el cajón correspondiente. Enciende el aparato y cuando recojas la ropa, notarás inmediatamente los resultados. Se recomienda introducir los dos ingredientes por separado.

Remedio número 4

Otra propiedad del bicarbonato de sodio es la de neutralizar los malos olores. De hecho, se puede utilizar tanto en el lavado a máquina como en el lavado a mano o en seco.

Para un lavado normal en lavadora, se recomienda introducir 25 gramos de bicarbonato en el cajón del detergente, para combinar con el detergente que utilizas habitualmente.

Para el lavado de manos será necesario verter 4 litros de agua tibia en un recipiente y añadir 200 gramos de bicarbonato de sodio. Esperar hasta el día siguiente antes de aclarar con abundante agua o lavar en la lavadora. Si, por el contrario, prefieres la limpieza en seco, deberás poner un poco de bicarbonato de sodio en una bolsa de tela. Colocar los elementos a tratar y agitar con cuidado.

Bicarbonato en la lavadora: remedio número 5

El bicarbonato de sodio también es excelente para eliminar las manchas más persistentes, como las de sudor o grasa. Haz una pasta a base de bicarbonato de sodio con un poco de agua y aplícala en la zona afectada.

¡Feliz limpieza de la casa!