El romero es una de las  plantas medicinales y aromáticas más  utilizadas para la cocina, la salud y la belleza. Por este motivo, cada vez más personas quieren   cultivar romero en casa  . Cualquiera que tenga un terreno, como un huerto o un jardín, le resultará más fácil cultivar esta planta porque crece con mucha facilidad en el suelo. Si vives en un piso o casa y solo tienes terraza, balcón y/o ventana, hay que utilizar macetas y tener un poco más de cuidado a la hora de cultivar.

Por eso te ofrecemos algunos consejos sobre  cómo cuidar   la planta de romero en maceta.

Romero, nunca más seco y con pocas hojas. ¡Los mejores consejos para una vida fuerte y próspera!

Lo primero que hay que saber a la hora de cuidar una planta de romero son sin duda las condiciones que necesita para vivir y crecer en buenas condiciones. Entre las condiciones que  hay que tener en cuenta a la hora de cuidar el romero en maceta encontramos las siguientes:

  • Luz adecuada para el romero:  Debe  recibir luz natural directa  , ya que es una planta que requiere mucho sol y horas de luz. Sin embargo,  se debe tener cuidado  de no permitir que la planta permanezca en contacto directo con los rayos del sol durante demasiado tiempo cuando se expone a una luz solar intensa, de lo contrario sus hojas pueden quemarse fácilmente. Por este motivo, en épocas de mucho calor y mucha luz solar, es  mejor buscar un lugar con sol y sombra,  y en épocas de calor o frío medio, un lugar con la mayor cantidad de luz natural posible.
  • Temperatura óptima para la planta de romero:  Esta planta  puede adaptarse a temperaturas frías y calientes  , pero en realidad la temperatura adecuada para el romero es la que existe en los  climas templados y cálidos  . Por tanto, no soporta granizadas, heladas y descensos bruscos de temperatura, pero tampoco soporta zonas con luz solar muy fuerte.
  • Humedad suficiente para un romero en maceta:   Esta planta proviene de todo el Mediterráneo y por eso está  acostumbrada a épocas de sequía y épocas con más agua, pero nunca en exceso.  Por tanto, no se requiere mucha humedad y el riego es suficiente.

Romero, ¿dónde colocarlo para que quede fuerte y exuberante?

Conociendo las condiciones explicadas anteriormente, se puede concluir que esta planta en maceta  puede crecer bien tanto en interior como en exterior. No obstante  , siempre es mejor plantarla directamente en el suelo  , donde crecerá con mucha más fuerza.

Dependiendo del clima, se recomienda mantener la planta en el exterior o en el interior. Por eso, en climas fríos,  es mejor   tener la maceta de romero en casa . En interior es importante  colocar la planta cerca de una ventana  y evitar colocarla cerca de radiadores y aparatos de aire acondicionado ya que pueden resecar la planta.

Sin embargo, si  vivimos en un clima templado o cálido,  es mejor  tener el romero al aire libre en un lugar  donde reciba muchas horas de luz natural. Sin embargo, si el sol calienta bastante en nuestra zona   , es recomendable  colocar el romero directamente en un lugar soleado y con sombra,  por ejemplo debajo de una planta más grande o un árbol de mayor tamaño.

Regar el romero: cuánto, cuándo y cómo evitar que se pudra

Otro de  los cuidados del romero   es el riego,  pues como ya hemos comentado  hay que dosificarlo bien. De hecho, esta planta está acostumbrada a periodos de sequía y periodos húmedos, pero nunca a condiciones extremas. Por este motivo,  aunque existen  diferentes sistemas de riego  , tanto para plantas de tierra como de maceta, para el cuidado de plantas aromáticas en casa, como el romero en maceta,  se recomienda el sistema de riego por goteo  . Con este sistema podrás controlar muy bien si el riego  es suficiente y no excesivo. 

Pero incluso si utilizas el riego más adecuado,   un drenaje inadecuado  no servirá de mucho ya que la planta puede encharcarse y morir. Por eso, a la hora de trasplantar a la maceta, hay que tener cuidado de  utilizar una tierra para macetas adecuada y colocar algunas piedras en la tierra cerca de los agujeros  para conseguir que el agua se filtre bien y no quede atrapada y ahogue las raíces.

Cuando la planta aún es pequeña y en  épocas de intenso calor, se  puede alargar el riego  incluso a un día o cada dos días si hay un buen drenaje. Sin embargo , en épocas ligeramente más frías  , es mejor  regar la planta de una a tres veces por semana, dependiendo de la temperatura.

Hojas y flores secas de romero amarillo: ¡aquí te explicamos cómo hacerlo!

Para aprender más sobre cómo cuidar su planta de romero en maceta, también debe  considerar la posibilidad de podarla. Es recomendable   podar el romero   si notas que tiene hojas y flores secas o amarillentas,  si notas que apenas crece o si hay partes que están muy infestadas de parásitos como pulgones o cochinillas.

 

Lo ideal  es esperar hasta el final de la floración y cortar justo debajo de la parte que hay que quitar  , evitando cortar partes completamente sanas. De esta forma verás que la próxima vez que el romero florezca estará precioso y llenará de fragancia la habitación.