Las plantas son un elemento imprescindible  si queremos crear un pequeño huerto en el jardín. Sin embargo, es importante  mantenerlos en buen estado   y brindarles los cuidados que necesitan. Un riego regular no siempre es suficiente y algunos factores fuera de nuestro control (por ejemplo, hongos o parásitos) pueden arruinar incluso las especies más resistentes.  No es necesario gastar demasiado en productos especiales ni  ser un experto en jardinería para asegurar su perfecto crecimiento. Si    seguimos estos sencillos trucos siempre conseguiremos plantas y flores perfectas.

Plantas secas: Si les añades este ingrediente ya no se marchitan, ¡absurdo!

Los posos de café como fertilizante orgánico

Aunque   los posos de café son uno de los ingredientes que   podemos utilizar  a la hora de hacer nuestro  abono casero, también es posible utilizarlos como abono orgánico  para todas las plantas del jardín, especialmente aquellas que  requieren suelo ácido.  El uso óptimo es dejarlas secar unos días para prevenir la aparición de hongos y luego añadirlas al suelo o a macetas. Otra opción muy eficaz  es mezclarlos con el sustrato de plantación.  Esto enriquece el suelo con nutrientes durante varias semanas. Con este sencillo truco las plantas crecen  más fuertes  .

Cáscaras de huevo para un buen crecimiento.

La cáscara de huevo  , que siempre tiramos a la basura,  es un elemento muy utilizado para  mejorar el crecimiento de muchas plantas, como tomates, pimientos, calabacines,  etc. De hecho  , la cáscara de huevo es rica en calcio,  lo que favorece el crecimiento de las plantas. ¿Pero cómo los usas? Primero lávalas bien y tritúralas hasta que se forme un polvo. Por último,  añade una cucharada de polvo molido a las plantas.

Bolsitas de té para retener la humedad

Si no tienes mucho tiempo para regar, puedes  mantener la planta hidratada por más tiempo  colocando una bolsita de té dentro de la planta  . Todo lo que necesitas hacer es perforar un pequeño agujero en la tierra, enterrar la bolsa y luego regarla. La bolsa  retiene el agua por más tiempo  ,   pero también mejora el drenaje,  manteniendo el líquido en la bolsa sin acumularse ni pudrir las raíces de la planta.

LEA TAMBIÉN:    Todo lo que necesitas es una berenjena para adelgazar. ¡Prepáralo así!

Leche para el buen desarrollo de las plantas

Otro remedio para tener plantas fuertes y sanas es  el fertilizante a base de leche  , que puedes preparar en casa. Simplemente mezcle una parte de leche de vaca y cuatro partes de agua y riegue varias veces al mes. La leche es rica en nitrógeno y calcio, dos nutrientes importantes para el  correcto desarrollo de las plantas del jardín.

Ajo contra los parásitos

Las plantas y flores de exterior son muy susceptibles al ataque de todo tipo de  plagas de insectos  (como el temido pulgón), que comen tanto hojas como flores. Los pesticidas químicos son la forma más común de erradicarlos, pero son muy agresivos y perjudiciales para el  medio ambiente  . Para evitar que se eche a perder, puede utilizar una receta casera sencilla que repele fácilmente las plagas. Se mezclan  una   cucharada  de aceite vegetal y unos dientes de ajo machacados en tres litros de agua. Luego se filtra y se coloca en un recipiente pulverizador. Pulverízalo sobre las plantas afectadas varias veces por semana y notarás rápidamente los resultados.

Vinagre blanco para matar malas hierbas.

Las malas hierbas arraigadas en el jardín pueden tener un efecto muy desagradable si no se eliminan a tiempo. Usar herbicidas pre-semilla es la mejor solución para eliminarlos. Sin embargo, si ya es demasiado tarde, puedes  rociar un poco  de vinagre blanco diluido en agua   directamente sobre las raíces. Este truco da excelentes resultados.

Vino tinto para plantas secas

Otro ingrediente que  se puede utilizar para un buen crecimiento de las plantas es el vino tinto.  El vino tinto es rico en   sales minerales  y antioxidantes y por tanto tiene la capacidad de hacer que el suelo sea fértil. De esta forma  las plantas revivirán y las flores no se marchitarán.  Cuando quede poco vino en el fondo de la botella, dilúyelo con agua y  riega tus plantas.