Es una sustancia natural recomendada por expertos y es ideal para plantas y semillas muertas. He aquí cómo hacerlos hermosos.

Plantar antes y después

Las plantas pueden enfrentarse a numerosos  problemas  como enfermedades fúngicas, plagas o estrés ambiental. Para protegerlos y favorecer su salud, puedes utilizar una  sustancia natural  elaborada a base de bicarbonato de sodio, gel de aloe vera y agua. Esta combinación aporta propiedades antifúngicas, nutritivas e hidratantes y ayuda a proteger y nutrir las plantas. En este artículo te explicamos cómo preparar esta sustancia y cómo utilizarla correctamente para  conseguir resultados positivos.

Preparación de la sustancia para salvar y nutrir plantas “muertas”

Producir  una sustancia  para rescatar y nutrir plantas muertas o casi muertas es una opción natural y efectiva, óptima para proteger a las plantas de enfermedades fúngicas, parásitos y estrés ambiental. El uso preventivo o curativo de esta sustancia puede conseguir resultados positivos para la salud y el crecimiento de las plantas.

Extracción de Gel de Aloe Vera

Corta una hoja de aloe vera  y retira con cuidado la piel exterior. Utiliza una cuchara para retirar el gel transparente del interior de la hoja. Asegúrese de recolectar suficiente gel para preparar la sustancia.

Dilución de bicarbonato de sodio.

En un recipiente mezcla  1 litro de agua tibia  con 1 cucharada de bicarbonato de sodio. Mezcla bien hasta que el bicarbonato de sodio se disuelva por completo en la solución.

Agrega el gel de aloe vera a la solución de bicarbonato de sodio diluido  . Mezclar bien hasta obtener una mezcla homogénea.

Plantas muertas de bicarbonato

Uso preventivo

Utilice la  sustancia de forma preventiva  para proteger las plantas de enfermedades o plagas fúngicas. Aplicar la sustancia en todas las partes de la planta, incluidas ramas, hojas y flores, utilizando un pulverizador o una brocha. Asegúrese de cubrir completamente la planta con una fina capa de la sustancia.

Tratamiento de plantas muertas o enfermas.

Si las plantas ya están afectadas por enfermedades o plagas fúngicas  , puedes utilizar la sustancia para tratarlas. Aplicar la sustancia directamente sobre las zonas afectadas, asegurándose de cubrirlas por completo. Repita el uso cada 7-10 días hasta que los síntomas disminuyan o desaparezcan.

Nutrición vegetal

La sustancia elaborada a partir del gel de aloe vera  proporciona a las plantas importantes nutrientes. Puedes usarlo como fertilizante natural aplicando la sustancia alrededor de la base de la planta o vertiéndola en el suelo circundante. Esto ayudará a mejorar la salud general de las plantas y su capacidad para absorber nutrientes.

Frecuencia de uso

Como medida preventiva, se recomienda  utilizar la sustancia  una vez al mes para mantener y alimentar las plantas. Sin embargo, para plantas enfermas o estresadas, es posible aumentar la frecuencia de aplicación y aplicar cada 7-10 días hasta que la situación mejore.

Nutrición de plantas muertas.

Seguimiento y ajuste

Observe atentamente las plantas mientras  usa la sustancia  . Si nota signos de efectos secundarios o quemaduras en las hojas, se recomienda reducir la concentración de la sustancia o diluirla aún más con agua.

 

Es importante monitorear de cerca las respuestas de las plantas y ajustar la dosis y la frecuencia de aplicación a sus necesidades específicas. Cuando  se usa correctamente , la sustancia preparada puede ayudar a mantener las plantas sanas y vigorosas,  promoviendo un crecimiento exuberante y  una producción óptima.