Hay un secreto para mantener el horno limpio durante mucho tiempo. Esto es lo que es y cómo proceder.

Uno de los momentos más queridos de los italianos es cuando te sientas a la mesa y comes un plato que llevas mucho tiempo esperando, como la lasaña de los domingos o un buen pollo al horno con patatas.

Todos estos platos ven en cuestión el uso del electrodoméstico y por tanto además de gastar electricidad también necesitaremos comprar productos de limpieza después de haber cocinado el plato.

Horno: aquí se explica cómo limpiarlo rápidamente

Hay muchas delicias que ven el uso del horno y casi siempre están entre las mejores, de hecho pensamos en una pizza rústica, una pizza de patata o incluso una focaccia o una empanada o bizcochos.

Todos estos productos necesitan ser cocinados al horno y otros alimentos, como los huevos por ejemplo, en ocasiones se recomienda cocinar al horno para evitar problemas de salud por la fritura.

El uso de este electrodoméstico nos ayuda mucho y gracias a las funciones presentes, podemos rallar nuestras verduras o hacer la costra sobre la pasta en el horno o incluso calentar los platos.

Horno: el secreto de la limpieza

Pero cada vez que lo encendemos e insertamos una de estas placas, posteriormente tenemos que lidiar con la suciedad que acecha porque, sobre todo para preparaciones más complicadas, podrían quedarse algunos ingredientes en las paredes.

Esto pasa, porque en la cocina nada es previsible y puede pasar que durante la cocción se salga algo de la sartén y acabemos con el horno lleno de restos de comida.

Por ello, una vez cocinado nuestro plato, debemos limpiarlo a fondo, evitando que se formen incrustaciones que se quedan mucho tiempo en él y que luego serán difíciles de quitar con el tiempo.

El método para evitar lavarlo seguido

Pero muchas veces, el horno no necesita una limpieza profunda, ya que todo lo que hemos cocinado se ha quedado dentro de la sartén y por tanto no queda ni rastro de restos de comida.

Sin embargo, no se dice que el horno esté limpio. Por el contrario, cada vez que ponemos en funcionamiento el aparato, el panel de cristal se ensucia y por tanto tenemos que limpiarlo pero hay una manera de hacerlo rápidamente.

Gracias a este método podemos evitar limpiar el horno durante semanas y bastará con una pasada del paño para poder reutilizarlo una segunda vez. Primero cogemos un recipiente y le echamos un poco de vinagre de vino .

Horno: el secreto de la limpieza

Aparte, hierva un poco de agua y luego agregue el vinagre y póngalo en el horno , operándolo durante 20 minutos . Pasado este tiempo, sacamos el recipiente, con cuidado de no quemarnos.

Veremos como la solución se habrá evaporado en nuestro horno y al pasar un paño por el cristal este quedará limpio en un instante. Lo mismo se hará dentro del horno y en las parrillas que se limpiarán en poco tiempo.

Así evitaremos limpiar a fondo nuestro horno ya que quedará desinfectado por la evaporación del vinagre y podremos reutilizarlo hasta 15 días , antes de dedicarnos a una limpieza más a fondo.