¿Sabías que existe un truco que puedes utilizar para hacer crecer rápidamente nuevas plántulas y ramas para tus orquídeas? Averigüemos juntos.

Crecimiento de plántulas

Existen varias formas y técnicas para mantener las plantas siempre florecientes y saludables. Toda planta necesita algunos cuidados y trucos para crecer exuberantemente. Las orquídeas son arbustos muy delicados y hermosos que  necesitan cuidados adecuados para que crezcan rápidamente nuevas ramas y hojas.

Proporcionar  a la planta la cantidad adecuada de luz  , agua y fertilizante puede estimular su fase de floración. Para cultivar plántulas de orquídeas rápidamente, te recomiendo leer el método que se explica aquí.

cuidado de orquídeas

Las orquídeas son  flores  que requieren cuidados especiales para desarrollarse y formar nuevas raíces y hojas. El agua es  esencial para el crecimiento y desarrollo de una planta de orquídeas.  Al ser plantas tropicales, requieren de una buena dosis de luz y humedad.

Algunas especies de plantas se adaptan bien a diferentes condiciones climáticas. En cuanto a la iluminación, hay que decir que aunque requiere mucha luz, nunca se debe exponer a la luz solar directa.

El agua es necesaria para todas las especies de plantas ya que permite sus funciones vitales. En el caso de las orquídeas, cabe destacar que la dosis debe administrarse en la dosis y frecuencia correctas. El  sustrato de una orquídea  debe estar siempre húmedo. Nunca regar en exceso para evitar  provocar estancamiento de agua y pudrir las raíces de la planta  .

Se pueden cultivar hermosas orquídeas de forma natural, mediante fertilización y cuidados específicos   . Para obtener hermosas flores y tener siempre orquídeas sanas, se pueden aplicar algunos procedimientos sencillos.

orquídeas

orquídeas en flor

La orquídea  suele florecer una vez al año, pero gracias a sus elegantes cogollos duran mucho tiempo. En general, se puede decir que  la floración de una orquídea  está relacionada con varios factores. Para favorecer la floración de esta preciosa planta tropical, la temperatura ideal de almacenamiento es entre 20 y 25 grados.

Una orquídea necesita muchas horas de luz, idealmente filtrada a través de una cortina en la casa. Por lo tanto, dependiendo del  tipo de orquídea  , es importante proporcionar la cantidad adecuada de luz, humedad y fertilizante.

Existen algunos tipos de orquídeas, como la conocida  phalaenopsis u orquídea mariposa  , cuyas flores duran de tres a cinco meses. Para producir nuevos brotes y nuevas flores después de la floración, simplemente corte las ramas y tallos secos en los lugares donde los nudos están vacíos.

orquídeas

Métodos para propagar ramas y plántulas.

Lo primero que debes hacer para  tener orquídeas siempre florecientes  con plantas y ramas es tomar un diente de ajo y cortarlo en trozos pequeños.  A continuación se debe  colocar el ajo picado en un recipiente de cristal con unos 300 ml de agua. Después de cerrar el recipiente con tapa, el ajo debe remojarse durante unas 4 horas.

Mientras tanto, coge un huevo, hazle un pequeño agujero en un extremo, vacíalo y haz otro agujero en el lado opuesto. La  cáscara de huevo vaciada  debe lavarse bien con agua. Ahora simplemente toma una  rama de orquídea  y córtala en diagonal en un extremo para que absorba más fácilmente el agua.

Una vez filtrada el agua con ajo, se debe pasar a un recipiente de vidrio. El  tallo de la orquídea se debe   sumergir en agua de ajo filtrada durante unos veinte minutos. Pasado este tiempo, se debe limpiar la rama con un algodón. Luego debes tomar un poco de musgo, que debes humedecer con agua de ajo y luego escurrirlo.  Después de llenar la cáscara del huevo con musgo, simplemente inserte la rama de la orquídea en ella.

Finalmente, debes tomar una pequeña botella de plástico y cortarle el cuello para hacer otro recipiente. Después de colocar el cuello de la botella en el fondo del recipiente de plástico, coloca la  cáscara del huevo con la orquídea  . Después de agregar el agua, debes sellar el recipiente con el tallo de la orquídea en el recipiente.

 

Después de cuatro semanas puedes empezar a cambiar el agua y después de unos dos meses obtendrás hojas nuevas y raíces sanas. Finalmente, la  nueva planta de orquídea se puede  trasladar a un jarrón transparente con un poco de tierra.