Los zapatos a menudo pueden requerir algún cuidado. A continuación, explicaremos un truco utilizado por los zapateros. Te sorprenderá.

El papel en los zapatos es un remedio sencillo pero eficaz para salvaguardar tu calzado favorito.

Zapatos – el truco del zapatero

Vimos unos zapatos hermosos, están en oferta. Entramos en la tienda, vamos a probárnoslos pero lamentablemente no nos quedan perfectos. A pesar de esto, decidimos comprarlos de todos modos. Existe un pequeño remedio para ponerlas en forma y mantenerlas perfectas.

Este es el truco del papel que, en realidad, también sirve para mantener nuestros zapatos siempre en forma, especialmente los de piel auténtica, que al ser suaves por naturaleza, podrían moldear su forma.

No necesitas quién sabe qué papel, simplemente puedes reutilizar el de periódicos viejos o volantes publicitarios que muchas veces encontramos abandonados por casa. Veamos cómo poner en práctica el método que también utilizan los zapateros.

zapatos

Cómo adoptar este método

El papel, colocado dentro de los zapatos cada tarde, evitará que se deformen o, si ponemos más papel del necesario, que se suelten un poco extendiéndose donde el zapato pueda doler.

Además, el papel tiene otra función que es absorber la humedad . Por eso, en el zapatero, cada vez que nos quitemos los zapatos, debemos colocar bolitas de papel en su interior, que no solo dejarán los zapatos en forma sino que también absorberán su humedad, evitando la aparición de olor.

El papel se debe poner en los zapatos incluso si los zapatos se han mojado mucho. Imagina un día lluvioso inesperado y tus zapatillas favoritas, no aptas para mojarse, empapándose. Afortunadamente, si coloca el papel adentro, puede recuperarlos y dejarlos secar durante la noche.

El papel, por lo tanto, debe enrollarse y hacerse entrar por el cuello de los zapatos. El calzado se mantendrá tenso de forma natural. Para poder unir entre sí hojas de papel más grandes, puedes ayudarte de cinta adhesiva. El balón, para mantener las zapatillas en forma, debe estirarse y trazar la forma del calce . Los zapatos tendrán que permanecer así hasta que los usemos la próxima vez. Los papeles arrugados habrá que reponerlos al menos una vez al mes, sobre todo si usamos el calzado en cuestión con bastante frecuencia.

zapatos

El cartón puede servir para el mismo propósito. De hecho, permitirá que los zapatos mantengan aún más su forma. El cartón tendrá que estar curvado para seguir la forma. La parte superior de la caja debe mirar hacia arriba. Para zapatos más escotados, la cantidad de papel o cartón necesaria será menor. Una vez que pruebe este método, nunca lo dejará.