En los tiempos que corren es importante saber reciclar. Desafortunadamente, el impacto que el consumo humano y los desechos tienen sobre el medio ambiente es verdaderamente absurdo. Precisamente por eso, todos tendremos que aprender a no tirar los objetos y reutilizarlos. Por ejemplo, ¿sabías que los botes viejos de lejía son muy útiles? No todo el mundo lo sabe, pero hay 2 ideas brillantes para probar absolutamente: averigüemos más.

Desgraciadamente, el aumento del consumo conduce a un crecimiento de los residuos verdaderamente impactante y grave. Todo esto tiene un gran impacto en el medio ambiente y también en la salud humana. Precisamente por eso, cada vez más personas están poniendo en práctica algunos trucos para mejorar su estilo de vida , de hecho, todo parte de nuestros hábitos.

Una de las cosas más importantes que debes aprender a hacer es reciclar. En los últimos años se ha convertido en un auténtico arte. Comience de inmediato y comience con los elementos más simples. Por ejemplo, ¿sabías que con una simple botella de lejía puedes hacer cosas increíbles? Increíble: averigüemos más.

Ideas geniales para reciclar una botella de lejía

La lejía se considera una sustancia muy contaminante debido al cloro que desprende. Pero a pesar de ser altamente contaminante, muchas personas no pueden evitar comprarlo para la limpieza diaria de la casa. Seguramente, la mayoría de las personas, después de terminar toda la botella, la tirarán al plástico. 

Sin embargo, hay un truco verdaderamente efectivo que te dejará boquiabierto. No todo el mundo sabe que con botellas de lejía se pueden hacer dos objetos realmente increíbles. Evidentemente, siempre te aconsejamos utilizar productos de limpieza del hogar naturales y ecológicos , sin utilizar lejía.

Pero para limitar el daño, podrías aprender a reciclar su contenedor con ideas verdaderamente fantásticas y originales: vamos a descubrir cómo hacerlo, te sorprenderás en cuanto veas el resultado.

Lejía

El proceso: rápido y fácil

No todo el mundo sabe que los contenedores de lejía son realmente fantásticos, porque se pueden hacer muchas cosas. Por ejemplo, puedes crear un cuenco para poner frutas o incluso un jarrón para flores . Es muy sencillo y rápido hacer estos dos fantásticos objetos.

Obviamente antes de empezar, limpia bien el interior, eliminando todos los restos de lejía. Luego solo tienes que cortar la botella perfectamente por la mitad, nivelar bien el borde y decorarla como más te guste. Podrías pintarlo o incluso hacer líneas con la ayuda de un cortador.

El juego está hecho, para hacerlo aún más elegante, puedes pegar hojas de papel de colores o brillantina. En definitiva, puedes elegir lo que quieras para decorarlo. Lo importante es que sea útil e ingenioso. Seguro que a partir de hoy ya no tirarás más los botes de lejía. Siempre le recordamos que limite el uso de este producto, ya que es altamente dañino para el medio ambiente.

botellas de blanqueador