Todavía estás a tiempo de plantar bulbos de tulipanes. Solo tienes que prestar atención a estos detalles.

 

Los tulipanes son flores bien conocidas, caracterizadas por tallos largos y flores que pueden tomar diferentes tonos de color, desde amarillo a rosa a rojo.

La estación ideal para plantar el bulbo de tulipán es el otoño, pero con las precauciones necesarias es posible hacerlo incluso cuando las temperaturas son más frías.

Así que veamos cómo hacerlo.

  1. Compra: Al comprar bulbos de tulipán, asegúrese de que estén intactos y saludables. No deben tener una textura suave o signos de hongos o enfermedades.
  2. Suelo: el suelo juega un papel fundamental, no debe ser demasiado compacto ni demasiado húmedo. Esto podría hacer que el bulbo se pudra incluso antes de florecer.
  3. Drenaje: precisamente porque el bulbo teme el exceso de agua, es bueno que el suelo que lo alberga esté equipado con un componente drenante.
  4. Distancia: si se plantan en macetas, asegúrese de que los bulbos no estén demasiado cerca uno del otro y que tengan la parte más puntiaguda entre sí. Si tiene la intención de plantarlos en el jardín, colóquelos a la profundidad adecuada (unos 10 cm) para que una capa gruesa de tierra los proteja de temperaturas demasiado frías.
  5. Agua: si el suelo ya está lo suficientemente húmedo, no hay necesidad de regar inmediatamente después de plantar los bulbos. Luego espere unos días si es necesario.