La bebida más consumida en todo el mundo es el té, ¡después del agua obviamente! Y hay tantas razones para amarlo, pero también te salvará de un gran problema.
bolsita de té en la nevera
Una taza de té caliente puede aumentar tu inmunidad, ayudarte a conciliar el sueño o despertarte… La lista es realmente interminable. Pero ¿alguna vez te has preguntado qué puedes hacer con las bolsitas de té que te sobran después de beber té? Es posible que tengamos la costumbre de almacenar los alimentos de forma incorrecta en el frigorífico. Los envases de plástico, las bolsas, los quesos y las salchichas son elementos que se enmohecen y se cubren de una capa blanca maloliente. Entonces, si almacena alimentos en el refrigerador durante mucho tiempo de esta manera, aparecerá un olor desagradable. Pero ¿cómo nos ayuda la bolsita de té a solucionar este problema?

¿Qué hacer con la bolsita de té usada?

Gracias a las propiedades naturales de las hierbas, las bolsitas de té son eficaces dentro de una taza, pero también en el exterior. Así que no los tires, ¡porque hay muchas maneras de reutilizarlos! Los olores desagradables del frigorífico son un gran problema en la cocina. Entonces, ¿cómo afrontar esta situación? Tal vez estés acostumbrado a usar bicarbonato de sodio para desodorizarlo, pero ¿sabías que el té puede hacer el mismo trabajo? Si coloca una bolsita de té usada en el refrigerador, las hojas de la hierba absorberán los olores y dejarán un aroma fresco. Esto se debe a las propiedades antibacterianas del té que combaten bacterias y gérmenes potencialmente patógenos de una forma sencilla y ecológica.
bolsas de té
Si utilizas este inusual truco todos los días, ¡tu frigorífico siempre olerá bien!

¿Por qué el frigorífico huele mal?

Lamentablemente tenemos la costumbre de almacenar los alimentos de forma incorrecta en el frigorífico y esto puede provocar mal olor. Porque los alimentos dentro del frigorífico, junto con la humedad, crean un ambiente perfecto para el moho y las bacterias. ¡No entrar en pánico! Encuentra la fuente del mal olor y deséchalo. Y la próxima vez, recuerda poner tu comida en una caja o recipiente hermético antes de guardarla en el frigorífico. Otro motivo podría ser la presencia de alimentos con un fuerte olor natural, como la cebolla y el ajo. En este caso, no deben desecharse, solo neutralizar el olor.

¿Cómo utilizar las bolsitas de té usadas? Otras ideas para probar

Ahora que sabes que las bolsitas de té tienen la capacidad de enmascarar los malos olores, puedes ser creativo y probarlo en diferentes lugares de tu casa.
malos olores en el refrigerador
Te damos algunas ideas: pon una bolsita de té usada en el arenero de tu gato o cuélgala en la jaula del hámster, o puedes ponerla en el fondo del cubo de la basura. Las bolsitas de té usadas se pueden usar de manera similar en los cajones de la ropa o para tratar los zapatos malolientes. Recuerda que las bolsitas de té siempre deben estar completamente secas antes de utilizarlas.