No todo el mundo sabe que existe un método alternativo a los detergentes habituales en el mercado para limpiar la cabina de ducha. Aquí está todo lo que necesitas saber al respecto.

Vivir en un entorno limpio y ordenado es un deseo que a todos nos gustaría ver siempre cumplido. Sin embargo, debido a los numerosos compromisos diarios, a menudo no hay suficiente tiempo para dedicarse a la casa. Esto hace que la suciedad y el polvo se sigan acumulando día tras día.

Además, hay estancias que se usan con más frecuencia que otras, por lo que requieren mucho más cuidado y dedicación. Uno de los lugares de la casa que se debe limpiar a diario es, sin duda, el baño; no sólo por un simple factor estético, sino también y sobre todo para preservar y cuidar la higiene personal .

Cuando se trata de la limpieza de la casa, a menudo vamos al supermercado a comprar los productos que creemos que nos vendrán bien. En realidad, no todo el mundo es consciente de que, a veces, no es necesario comprar nada para cuidar la casa. Esto es posible gracias a las propiedades de algunos de los ingredientes que solemos guardar en la cocina y que, sin saberlo, representan aliados válidos también en otros contextos.

Cabina de ducha: cómo limpiarla rápida y fácilmente

Al final de un largo y agotador día de trabajo, a menudo nos regalamos una ducha caliente regeneradora. Una auténtica panacea no solo para recuperar las energías perdidas, sino también como un buen hábito relajante. Y es precisamente en estos casos en los que no podemos dejar de fijarnos en las manchas calcáreas , halos y moho que se crean en las superficies y cristales de la cabina de ducha .

Para eliminar la suciedad acumulada, los detergentes que encontramos en el mercado sin duda nos pueden ayudar, pero de igual manera puede servirnos un ingrediente -barato y fácil de usar- que generalmente guardamos en la despensa de la cocina: el vinagre . .

Limpieza interna

De hecho, este ingrediente, además de ser perfecto para utilizar en la elaboración de determinadas recetas, también tiene propiedades desinfectantes y desengrasantes , ambas ideales para la limpieza de nuestra cabina de ducha.

Para probar la eficacia de este truco de bricolaje, todo lo que tenemos que hacer es conseguir un recipiente con agua caliente ; un par de guantes; de un trapo y una botella de vinagre.

Usa vinagre para deshacerte de la suciedad.

Dejar que nuestra cabina de ducha vuelva a estar limpia y reluciente gracias al uso del vinagre es muy sencillo. Después de llenar un lavabo con agua caliente, añadimos la cantidad de vinagre que creamos suficiente, y sumergimos el rociador en su interior durante un minuto. De esta forma, la cal acumulada se disolverá, y una vez finalizado este proceso volverá a estar como nuevo.

Limpiando el baño

Sin embargo, para limpiar las ventanas y las esquinas de la cabina de ducha, solo tenemos que echarles vinagre y frotar con un trapo. ¡Después de eso, solo será necesario enjuagar bien y admirar cómo, en poco tiempo y con un gasto mínimo , hemos logrado devolver nuestro baño a su antiguo esplendor!